miércoles, 14 de noviembre de 2012

AUMENTANDO LA AUTOESTIMA DE NUESTROS HIJOS



La autoestima es el valor que nosotros nos asignamos como personas. 
Una buena autoestima favorece el aprendizaje y ayuda a superar dificultades, estimula la responsabilidad, la independencia emocional y posibilita una relación social saludable.Las personas con una autoestima adecuada valoran sus habilidades de forma realista, son más abiertas a ideas y experiencias nuevas.
La autoestima se forma desde que somos pequeños. Como padres podemos contribuir en este proceso a través de las siguientes recomendaciones:
  1. Aceptemos a nuestro hijo (a) como es.
  2. Evitemos compararlos, todos somos diferentes y tenemos habilidades y debilidades.
  3. No les recordemos constantemente sus errores pasados, valoremos sus logros presentes así sean mínimos. Reforcemos constantemente sus buenas acciones y no enfaticemos sólo en lo negativo.
  4. Alentémosles con comentarios positivos y realistas. Por ejemplo: “ Tú puedes, la próxima vez lo harás mejor si te esfuerzas un poco más”.
  5. Tengamos actitudes positivas frente a las situaciones diarias, mostremos optimismo.
  6. Brinde atención a su hijo (a) cuando lo necesite. Escuche atentamente, mírelo mientras le habla, no lo juzgue ni corrija mientras lo hace.
  7. Demuéstrele afecto en lo que diga o haga. Por ejemplo: “te quiero”, “Me gusta mucho lo que hiciste”.
  8. Brindemos las herramientas necesarias para ayudarlo a enfrentar los cambios.
  9. Enseñémosle a aceptar sus errores y a corregirlos. Que aprendan a ser tolerante frente a sus propias dificultades y también tolerantes con los demás.


                                                                        Ps. Shirley Garrido Arévalo
                                                                                    C.Ps.P. 5889

0 comentarios:

Publicar un comentario