miércoles, 21 de noviembre de 2012

¿CÓMO ACTUAR FRENTE A LAS DIFICULTADES CONDUCTUALES DE MI BB?


Los niños sueles presentar diferentes tipos de conductas frente a determinadas situaciones. Lo importante es que comprendan que no es la forma adecuada de comportarse. A continuación se brindan algunas pautas.

NIÑOS DESOBEDIENTES
  •  Pedirle cosas que él pueda hacer sin mucho esfuerzo.
  • No excederse en órdenes y pedidos, con una orden es suficiente.
  •  Hacer uso de buenas maneras para pedir algo: “por favor” 

NIÑOS MANIPULADORES
  •  Establecer límites claros.
  •  La permisividad favorece el desarrollo de actitudes no deseadas.
  • No caer en discusiones con el niño
  • Mantener lineamientos de autoridad  consistentes 

NIÑOS CON BERRINCHES
  • No prestarle atención mientras dure el berrinche
  • Evitar dirigirse al niño mientras llore y /o reniega.
  • Si la crisis es desbordante, sacarlo del lugar en donde se encuentre.


NIÑOS AGRESIVOS
  • Descubrir la causa de la conducta agresiva.
  • Cambiar el panorama. Así evitamos que encuentre el ambiente para descargar.
  • Evitemos corregir o tranquilizar en el momento de crisis de lo contrario se pondrá más agresivo. La corrección debe hacerse de manera pausada.

NIÑOS IMPULSIVOS
  • Cumplir con las indicaciones de los especialistas: médico, psicólogos o educadores.
  • Proporcionar al niño momentos tranquilos, con juegos relajantes.
  •  Aprender ejercicios que lo relajen.
  • Dar seguridad al niño con halagos frente a sus aciertos.




Ps. Shirley Garrido Arévalo
               C.Ps.P. 5889

miércoles, 14 de noviembre de 2012

AUMENTANDO LA AUTOESTIMA DE NUESTROS HIJOS



La autoestima es el valor que nosotros nos asignamos como personas. 
Una buena autoestima favorece el aprendizaje y ayuda a superar dificultades, estimula la responsabilidad, la independencia emocional y posibilita una relación social saludable.Las personas con una autoestima adecuada valoran sus habilidades de forma realista, son más abiertas a ideas y experiencias nuevas.
La autoestima se forma desde que somos pequeños. Como padres podemos contribuir en este proceso a través de las siguientes recomendaciones:
  1. Aceptemos a nuestro hijo (a) como es.
  2. Evitemos compararlos, todos somos diferentes y tenemos habilidades y debilidades.
  3. No les recordemos constantemente sus errores pasados, valoremos sus logros presentes así sean mínimos. Reforcemos constantemente sus buenas acciones y no enfaticemos sólo en lo negativo.
  4. Alentémosles con comentarios positivos y realistas. Por ejemplo: “ Tú puedes, la próxima vez lo harás mejor si te esfuerzas un poco más”.
  5. Tengamos actitudes positivas frente a las situaciones diarias, mostremos optimismo.
  6. Brinde atención a su hijo (a) cuando lo necesite. Escuche atentamente, mírelo mientras le habla, no lo juzgue ni corrija mientras lo hace.
  7. Demuéstrele afecto en lo que diga o haga. Por ejemplo: “te quiero”, “Me gusta mucho lo que hiciste”.
  8. Brindemos las herramientas necesarias para ayudarlo a enfrentar los cambios.
  9. Enseñémosle a aceptar sus errores y a corregirlos. Que aprendan a ser tolerante frente a sus propias dificultades y también tolerantes con los demás.


                                                                        Ps. Shirley Garrido Arévalo
                                                                                    C.Ps.P. 5889