martes, 15 de marzo de 2011

ENURESIS EL NIÑO QUE SE ORINA EN LA CAMA

¿Cuándo se dice que un niño sufre de enuresis?
La mayor parte de los niños comienzan a mantenerse secos en la cama durante la noche cuando tienen alrededor tres años de edad. Cuando un niño se sigue orinando en la cama después de los tres años mientras duerme, enuresis nocturna, los padres se inquietan.
Los médicos enfatizan que la enuresis no es una enfermedad, sino un síntoma bastante común. Accidentes ocasionales pueden ocurrir, particularmente cuando el niño está enfermo. Se presentan algunos datos que los padres deben saber acerca de la enuresis:

¿Es frecuente que un niño presente este problema?
  • Aproximadamente un 15 % de los niños mayores de los tres años se orinan en la cama mientras duermen.
  • Muchos más niños que niñas se orinan en la cama.
  • La enuresis puede ser común en la familia.
  • Generalmente la enuresis cesa en la pubertad.
  • La mayoría de los niños que se orinan en la cama no tienen problemas emocionales.

¿Si mi hijo se orina en la cama puede tener alguna enfermedad renal?
El orinarse en la cama persistentemente después de los tres o cuatro años raramente significa que el niño tiene un problema de los riñones o de la vejiga. Algunas veces puede estar relacionado con un desorden del dormir. En la mayoría de los casos, es el resultado de un desarrollo más lento que lo normal del control de la vejiga.

¿Cuáles son las causas de la enuresis?
La enuresis también puede ser el resultado de emociones y tensiones en el niño que requieren atención. La enuresis puede tener un sinnúmero de causas emocionales. Por ejemplo, cuando un niño pequeño comienza otra vez a orinarse en la cama después de meses o años de no hacerlo, se sospecha que estos síntomas puedan ser causados por nuevos temores o inseguridades. Esto puede suceder después de algunos cambios o eventos que lo hagan sentirse inseguro: el traslado de la familia a un nuevo ambiente, la pérdida de un miembro de la familia o de un ser querido, o especialmente la presencia de un nuevo bebé o niño en la familia. A veces la enuresis vuelve a comenzar después de un período en el que el niño ha estado seco, ya que el proceso original de aprendizaje de ir al baño le causó demasiado estrés.
Los padres deben de recordar que los niños no se orinan en la cama a propósito y que por lo general les da vergüenza cuando esto sucede. En vez de hacer que el niño piense que es travieso o se sienta avergonzado, los padres tienen que alentarlo y demostrarle confianza de que pronto logrará dormir la noche entera manteniéndose seco. Los consejos del pediatra a menudo pueden ser muy útiles.

¿Qué debo hacer si mi hijo presenta este problema?
Los padres pueden ayudar a los niños que se orinan en la cama de la siguiente manera:
  • Limitándoles los líquidos que toman antes de acostarse.
  • Estimulándolos para que vayan al baño antes de acostarse.
  • Elogiándolos las mañanas que amanecen secos.
  • Evitándoles los castigos.
  • Despertándolos durante la noche para que puedan vaciar su vejiga.

En algunos casos raros, el problema de la enuresis no puede ser resuelto ni por los padres, ni por el pediatra. A veces el niño muestra síntomas de problemas emocionales, tales como la tristeza o la irritabilidad constante, o un cambio en el apetito o en los hábitos de dormir. En estos casos los padres deben de hablar con un siquiatra de niños y adolescentes, quien podrá evaluar los problemas físicos y emocionales que puedan estar causando la enuresis y quien podrá ayudar al niño y a sus padres a resolver estos problemas.

Modificado de la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. 2005

0 comentarios:

Publicar un comentario